LA OTRA GENERACIÓN DEL NO
Septiembre 25, 2013
GOMEZ MONT
Septiembre 25, 2013

ANDAR EN CÍRCULOS

21/02/2010

Quizá como nunca antes, la clase política nacional está exhibiendo su verdadera dimensión ante los ciudadanos. Ante la gravísima crisis que vive el país, y que inunda de desaliento los hogares mexicanos, la primera prioridad de los partidos en México es negociar alianzas electorales.

El INEGI ha señalado que la informalidad ocupa ya a 12.5 millones de mexicanos. La cifra implica que hay más mexicanos viviendo del ambulantaje y de la informalidad que trabajadores permanentes inscritos en el IMSS. Mientras tanto, la gran preocupación de los partidos es coaligarse por estados para tratar de ganar espacios de poder.

En el momento en que es clarísimo que la conducción política va al garete, con Juárez incendiado, con conflictos sociales serios provocados por fenómenos meteorológicos, la agenda del Secretario de Gobernación se reduce al ámbito estrecho de las relaciones con su ex partido.

Nos enteramos de que la inflación fue superior a lo esperado en enero, fenómeno que se repetirá en febrero y que acaso logre estabilizarse en marzo, al costo de engullir los exiguos incrementos salariales, pero no hay interés en obtener recurso por fuera del incremento a energéticos que ha presionado la inflación a la alza.

El turismo, en teoría prioridad nacional, tuvo en 2009 un año fatídico, se intentó desaparecer a la Dependencia que coordina los esfuerzos de la tercera fuente de recursos del país y hoy el Secretario está más preocupado en quitarse los golpes de sus compañeros que aspiran a su cargo, se ha quitado una vez más al responsable de la promoción turística del país y FONATUR es incapaz de impulsar proyectos viables que ofrezcan nuevos productos a los mercados.

Por el afán de resolver la coyuntura y no el futuro, el PAN es capaz de correr a Manuel Clouthier, quien cometió la traición de criticar a Calderón por abrir las puertas a un tránsfuga del PRI en Sinaloa, desplazando al hijo del Maquío. Por eso el PRD de Ortega se ha arrodillado ante Calderón con tal de librarse de López Obrador. López Obrador, a su vez, ha consentido que sus aliados se unan al PAN espurio, ilegítimo y pelele. El PANAL es capaz, sin remordimientos, de aliarse con todos al mismo tiempo: en Oaxaca va contra el PRI, en Hidalgo, con él. En Puebla va con Convergencia a pesar de que fue ese partido quien impulsó el ataque contra Elba Esther Gordillo por operar ilegalmente, a su decir, en la elección del 2006. El PRI ha mantenido prácticamente su alianza con el Verde, pero se declara un partido socialdemócrata cuya dirigencia nacional ha guardado silencio sobre la bochornosa ley que penaliza a las mujeres que practiquen un aborto.

En este juego cortoplacista y frívolo emerge la gran paradoja: todos estos esfuerzos locales y pequeños concluirán postulando a una casta de expriístas, los supuestos enemigos comunes de todos. Las alianzas nominarán a Gabino Cué en Oaxaca, ex priísta y luego Convergente. Apoyarán a Rafael Moreno Valle en Puebla. José Guadarrama pelea la nominación en Hidalgo. En Durango el beneficiado es José Rosas Aizpuru. En Sinaloa se pretende recibir al actual senador del PRI Mario López y en Veracruz se postuló a Miguel Ángel Yunes Linares.

La política nacional es cómo el juego de Juan Pirulero: todos juegan su juego pero nadie el juego del país. Las alianzas terminan en la grotesca paradoja de unirse todos contra el PRI para postular a priístas. Parece que la República discute, se confronta y se polariza no para avanzar, sino para andar en círculos

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*