120 Días
Septiembre 25, 2013
Tiempo de Decidir
Septiembre 25, 2013

Freno

El frenón económico que enfrenta el país habla de la magnitud de los retos que se nos anteponen.

Crecer 1.8% en el año no es, desafortunadamente, una novedad: es la regla. Ese fue el promedio de crecimiento en el sexenio de Felipe Calderón: el más bajo en un cuarto de siglo.

La debilidad del crecimiento implica que el déficit en empleo sigue creciendo y la brecha social continúa aumentando. Llevaremos, simple y sencillamente, siete años en donde nuestra economía, en promedio, ha crecido menos que la tasa demográfica.

Las llamadas reformas estructurales son parte de la solución pero no son toda la solución. Parecería que la creatividad gubernamental se agota en el impulso reformista del pacto por México que, sin ser menor, no resolverá los problemas de la población en el corto plazo.

Mantenemos el mismo modelo económico que ha dado escasos resultados al país. Seguimos sin hacer que el mercado interno se expanda y fortalezca; continuamos manteniendo desarticuladas las cadenas productivas, no existe una política sólida en favor de la mpymes ni se vislumbra una política industrial que se anunciara en campaña. El campo mexicano continúa en el abandono. Una agenda comprehensiva de competitividad sigue sin aparecer en el horizonte.

Parecería que la agenda gubernamental se agota en las grandes reformas. No se perciben políticas públicas sectoriales de gran calado que hagan que los motores económicos se enciendan. No hay novedad en los planteamientos económicos porque se espera que el impulso de las reformas y la recuperación de Estados Unidos hagan que el país vuelva a salir a flote.

Mientras tanto, la población continúa resintiendo el flagelo de una economía que no crece, la violencia sin paliativos en sus calles y la corrupción rampante de los gobiernos.

El país requiere aprovechar a plenitud sus fortalezas y plantear de manera integral un cambio que coloque, finalmente, al ser humano en el centro de la actividad económica.

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*