El Pais que Nace
octubre 4, 2013
Saturno
octubre 4, 2013

19 Millones de Votos

09/07/2012

¿Para qué sirven 19 millones 226 mil votos? Para poco o para mucho. Dependiendo cómo se utilicen.
Esos 19 millones de votos son el capital político de Enrique Peña Nieto. Le sirvió para ganar la elección, pero no para generar un efecto que cristalizara el ensueño priísta del carro completo. Registra dos puntos menos porcentuales que Vicente Fox y no logra mayoría en ninguna de las dos cámaras. En el senado posiblemente se quede a dos representantes de la mayoría absoluta. En la cámara le faltara una decena de legisladores.

Visto así, Peña tendrá una presidencia dividida y acotada. El flanco de la oposición de las izquierdas se enrarece y, por lo mismo, la negociación con la derecha se encarece. Queda la posibilidad de aliarse con el PANAL y lo peor de México: la maestra Elba Esther Gordillo. En los hechos, los 19 millones de votos no alcanzan para mucho.
Pero quizá sí.

Peña tiene la obligación, como todos, no sólo de contar los votos: debe leerlos. Si lo hace de manera correcta, entenderá que tiene un mandato amplio. Esos 19 millones de votos logran dos hechos importantes: fuerzan a la segunda alternancia de la historia nacional y hacen que el PRI vuelva a Los Pinos. Ninguno de los dos acontecimientos es poca cosa.

No logra mayoría en el congreso, pero casi. El PRI recupera Jalisco: cuarto padrón del país y Peña queda a sólo 0.7% del triunfo en Guanajuato. Por esa fuerza, el PAN se hunde al tercer sitio. Los mexicanos le están diciendo al PRI que quieren un cambio, que la era de gobiernos ineficientes del panismo terminó. Que no están dispuestos a tolerar otro sexenio monotemático. Que la estabilidad económica no es suficiente: hay que crecer. También le dijeron que el cambio no puede ser radical ni, mucho menos, irresponsable. Los mexicanos no quieren perder lo logrado: quieren enriquecerlo. Quieren una reforma, no una revolución.

Pero quieren una transformación mayúscula. Peña tiene la presidencia, tiene una sólida posición en el congreso y 21 gubernaturas. Posee herramientas legales de participación ciudadana que lo pueden apoyar a reformar el sistema más allá de los partidos, apelando a la sociedad.
Ganó la presidencia para recuperar el esplendor del país. Para intentar nuevas rutas. Para combatir la pobreza. Para hacer que la economía dé dignidad a los mexicanos. Para erradicar el miedo. Para acabar la simulación. Para combatir la corrupción, comenzando la que tiene en casa. Si entiende que ese es su mandato y lo asume, entonces 19 millones de votos le pueden servir para muchas cosas.

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*