PAÍS CORRUPTO
Junio 23, 2014
Golpistas
Junio 30, 2014

El nuevo virus que (te) destruye

POR FERNANDO VÁZQUEZ RIGADA

 

Usted, ¿posaría en ropa interior y en actitudes sensuales ante una cámara de televisión? Una viceministra de Costa Rica lo hizo ante su computadora.

¿Le diría a su pareja todo lo que le va a hacer esta noche en un micrófono? Anthony Weiner, un congresista neoyorkino lo hizo en su teléfono, inaugurando un nuevo tipo de comunicación celular: el sexting.img

 

¿Llegaría borracho o pasado a una entrevista de radio? Fausto Alzati llegó así a un evento de la institución que dirigía: la Televisión Educativa de México.

¿Saludaría al público en un set de televisión con una ametralladora? Así posó un diputado en México y subió su foto a Facebook.img 2

 

Usted, ¿haría todo esto ante medios tradicionales? Seguramente no. Y, entonces, ¿cómo es posible que haya tantos políticos, actores, o gente común que deshagan sus vidas por un twitt, o un posteo en Facebook?

Carreras rotas. Matrimonios cercenados. Escándalos. Salidas del clóset. Todo por una simple razón: las personas no han entendido que las redes sociales son un medio de comunicación.

Según la Academia Americana de Abogados Matrimoniales, 1 de cada 5 divorcios se generan después de una publicación en Facebook en los Estados Unidos.

Lo que se conocía como comunicación viral se ha convertido, verdaderamente, en una enfermedad terminal. La sociedad deberá ir comprendiendo que cada click posee consecuencias, igual que una declaración a un medio de comunicación tradicional.

Las redes se alimentan de la replicación y la inmediatez. Se nutren por contenidos propios, personales, sociales. Así ha surgido el llamado “backpack journalism”: el periodismo mochilero, en donde un individuo, con instrucción o sin ella, se convierte en reportero. ¿Qué reporta? No importa. La red social pesca para todos los gustos. Trivialidades. Escándalos. Exabruptos. Análisis. Estadísticas. Selfies.

La viralidad se expresa por la facilidad para reproducir y reenviar un contenido. Además, se vuelve letal cuando contagia a medios tradicionales.

¿Qué tanto se puede extender un contenido? En teoría, casi nada: 1, 200 millones de usuarios de Facebook en el mundo y 250 millones de twitter.

Habría que tomar en serio a las redes. Y habría que entender, sobre todo, que las redes son ya, ahora, los nuevos medios. Los medios del siglo XXI.

 

Comentarios

comentarios

Comments are closed.