LLORANDO POR TI, ARGENTINA
Julio 7, 2014
PAGARÉS
Julio 14, 2014

Autodefensas

POR FERNANDO VÁZQUEZ RIGADA

 

Entender las autodefensas implica entender una realidad compleja. El caldo de cultivo de su surgimiento tiene que ver con varias dimensiones:

Primero: un país que ha tenido una explosión de violencia continua y descarnada durante años. Desde la (fallida) declaración de guerra de Felipe Calderón al narco, año con año el número de muertos se ha disparado.

IMG

Segundo: un sistema de procuración de justicia quebrado. Más bien, el estado Mexicano imparte injusticia. La tasa de impunidad mueve al escalofrío: sólo dos delitos de cada cien cometidos terminan en sentencia.

IMG 2

Tercero: un estado capturado por intereses especiales: sean económicos, criminales o políticos. La autoridad, así, se ha ido privatizando en la República.

Cuarto: la migración descarnada ha hecho que 12 millones de mexicanos vivan en Estados Unidos. Atrás quedan familias rotas, dislocadas. En desamparo.

IMG 3

Quinto: un crecimiento económico raquítico, que no ha generado los empleos que demanda la población. Esto nos llevó a la explosión de la informalidad, luego de la migración y, por último, de la violencia.

Sexto: Un país que se ha acostumbrado a la violencia, a la ley del talión, a los tribunales del pueblo: ese es el efecto de la impunidad, del crimen cotidiano y de la certeza de que acudir a la autoridad, en muchos sitios, es recurrir a la muerte.

Además, habría que entender la realidad de Michoacán, particular, aunque no exclusivamente.

Se trata de un estado que ocupa el lugar 27 en bienestar en México.

IMG 4

La realidad política del estado ha estado ligada al cacicazgo y a la inestabilidad. Cacicazgo: los Cárdenas han ocupado 7 veces la gubernatura, desde 1928:

IMG 5

Inestabilidad: en un periodo de 28 años, ha tenido 11 gobernadores: dos años y medio de gobierno en promedio.

IMG 6

Michoacán está en bancarrota, lo que hace que las políticas públicas sean meramente declarativas. La autoridad está sojuzgada por el poder del cártel de los caballeros templarios. Un exgobernador está en la cárcel (Jesús Reyna) y al menos tres más deberían estar bajo investigación: Cárdenas, Godoy y Vallejo. Éste último, además, tuvo el tino de renunciar en Los Pinos y a través de un twitt dirigido a Joaquín López Dóriga y a sus seguidores, antes que al congreso y al pueblo michoacano.

Las autodefensas surgieron como un clamor social ante un estado sin ley. No se puede señalar a quienes participaron en ellas como estar al margen de la ley porque la realidad del estado era, precisamente, esa: un estado de excepción.

El problema es que los movimientos armados se mezclaron con delincuentes, narcos rivales, ciudadanos de buena fe.

El gobierno de Enrique Peña Nieto tuvo que intervenir de facto, no de jure, en el estado. Sustituyó a la autoridad clandestina y abrió un espacio de diálogo. La única forma de desarmar las autodefensas sin reprimirlas era abriéndoles las puertas de los cuerpos policiales.

Se trabó un acuerdo para dejar las armas. La gran mayoría lo hizo. Mireles, no. Quiso seguir su camino. El que lo llevó a la cárcel. Violó un acuerdo y al hacerlo, violó la ley. No creo que sea un delincuente. Mucho menos un narcotraficante. Simplemente desatendió el hecho central que la autoridad había cambiado. Y eso, en política, suele ser fatal.

 

Comentarios

comentarios

Comments are closed.