TRIANGULACIÓN
Septiembre 8, 2014
EL MÉXICO INFORMAL
Septiembre 15, 2014

DESPUÉS DE DOS AÑOS

FERNANDO VÁZQUEZ RIGADA

 

Dos años de gobierno. Peña ha transitado una tercera parte de su mandato. Hay espacio para un balance preliminar de su gestión.

Primero los antecedentes. Peña no es un presidente más. Es el primer presidente priísta de la era democrática. El político que fuerza la segunda alternancia. El primer presidente priísta eminentemente mediático.

Peña salta a la presidencia directamente de una gubernatura. No había un antecedente previo dentro de su partido. Ningún presidente del PRI había brincado de una gubernatura a la presidencia. Ninguno, desde Adolfo Ruiz Cortines, había sido siquiera gobernador. Tuvieron que pasar 60 años y una alternancia para que ocurriera. Antes de Peña y fuera del PRI, la regla del sistema sólo conocía dos excepciones: Venustiano Carranza y Vicente Fox.

El mexiquense llega al poder siendo una mayoría minoritaria. Esto es: gana la presidencia gracias al voto de una ola priísta en un mar antipri. Posiblemente alrededor de 6 de cada diez mexicanos es anti PRI. Pero están fraccionados. Su animadversión se dispersa entre una oferta política de 7 partidos de oposición. Dos partidos más, el Verde y PANAL, son aliados de facto del partido tricolor. Por eso la aprobación de Peña es más difícil de obtener que la de otros presidentes.

La divisa política de Peña es que México necesitaba un nuevo rumbo y él iba a dárselo. Ha cumplido. Al menos en términos generales. Peña ha sido capaz de aprobar reformas que era imposible lograr desde la apertura democrática del sistema en 1996. El propio Peña apostaba a una fórmula extraña para generar mayorías artificiales en el congreso que le otorgaran, sin el voto popular, los votos en el congreso para pasar leyes secundarias. No le hizo falta. Suplió la alquimia con talento.

Para lograrlo, el presidente se rodeó de personas de gran experiencia. Políticos profesionales. 6 ex gobernadores. 7, si se cuenta al presidente de su partido. 11, de un total de 19, tienen experiencia parlamentaria. Su equipo sabe tejer acuerdos. Sabe sumar. Torcer brazos. Chantajear. En fin, hacer política.

Por esa visión estratégica, el presidente logró que las reformas fueran aprobadas con amplias mayorías. Usó la triangulación: arrebatar banderas a los opositores y ganar sus votos. Encarceló al principal capo del país. A Elba Esther Gordillo. Ha tenido una impecable política exterior.

Esos son sus grandes logros.

Pero hay también déficits importantes. El más urgente de resolver: el país no crece. La economía está estancada. Seguimos a la espera que EU nos arrastre. La prometida política industrial no llegó. La productividad va a la baja. La desigualdad se amplía. También la pobreza. Lo social sigue siendo una deuda moral que avergüenza.

Al mismo tiempo, no es claro que el presidente esté dispuesto a romper con los poderes fácticos. La política de atajar al crimen en Michoacán, por ejemplo, se atascó al incorporar a mansalva a las autodefensas al campo de la autoridad formal. Muchos eran narcos o criminales. Hoy se pagan los costos. La ley de telecomunicaciones deja dudas importantes por las dedicatorias que lleva en favor de las televisoras. La reforma educativa acicaló al SNTE pero no lo modernizó y a la CNTE se le ha concedido (casi) todo.

El tema más preocupante, a mi juicio, sigue siendo la ausencia de un compromiso claro y categórico con la honestidad y la transparencia. Proliferan las licitaciones a modo. Los contratos a amigos. Los negocios a la vieja usanza del PRI. Eso puede desbielar el proyecto de Peña.

Se vive, entonces, en una dualidad. Se reforma para el porvenir, pero se trata de gobernar con los resortes enmohecidos de un poder autoritario y rebasado que ha dejado de funcionar.

No es claro, aún, qué prevalecerá. Carlos Salinas emprendió un modelo similar. Era otro México. Otra sociedad. Otro mundo. Y, pese a ello, falló. No se puede modernizar parte de la economía sin transferir ímpetu democrático a la sociedad.

Llegó el momento de decidir.

Comentarios

comentarios

1 Comment

  1. Muchas Felicidades fer.

    Todo muy cierto y esperemos que LA CARRETA jale parejo para todos.

    Abrazo!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*