DOMINGO 7
Junio 11, 2015
LA MAYOR CRISIS
Julio 12, 2015

INDEPENDIENTES

FENANDO VÁZQUEZ RIGADA

 

Hay un falla profunda, sísmica, bajo la corteza de lo que hemos conocido como política. Algo que está en marcha, que no se ha calibrado a cabalidad y que va a cambiarlo todo.

El mundo de analistas políticos tienen puestos los ojos en el reciente proceso electoral mexicano. Hay datos importantes que leer. La victoria de independientes, particularmente el Bronco. El refrendo de la mayoría del PRI y sus aliados de la cámara baja. La escasa participación. Los desafíos de grupos que no aceptan a las elecciones como la forma de acceder al poder.

Estuve la semana pasada en República Diminicana como conferencista en la 7a. Cumbre de Comunicación Política. Fui invitado por los organizadores dados los resultados que obtuvimos en la empresa que presido en las elecciones del 7 de junio pasado. Los resumo.

Ganamos las dos gubernaturas en las que se nos confió la estrategia: Querétaro y Baja California Sur.

Las dos únicas gubernaturas que obtuvo el PAN, fueron bajo nuestra propuesta estratégica.

Nuestros candidatos obtuvieron la 2a. y 3a. votación más alta. El Bronco logró 48% de los votos, Francisco “Pancho” Domínguez 47% y Carlos Mendoza 45.1%.

Domínguez fue capaz de doblar al candidato del gobernador priísta mejor calificado del país, José Calzada: arrancarle el control de la capital, de San Juan del Río, de Corregidora y lograr mayoría absoluta en el congreso.

Mendoza obtuvo la segunda mayor diferencia en su triunfo: 10 puntos sobre el candidato del PRI, Ricardo Barroso. Obtuvo votación superior a todos sus candidatos a alcaldes. Ganó las cinco alcaldías y será el único gobernador del país que cuente con mayoría calificada, por sí mismo, en el congreso. Otros dos la tienen (Quintana Roo y Chiapas pero mediante la suma de votos de Verde y Panal). Todo esto en un estado, Baja California Sur, en donde el PAN no existía hace cinco años.

El fenómeno del cambio político no es privativo de México. Ocurre en todo el planeta.

Se da bajo el signo de cuatro coordenadas:

1) La rebelión del descontento, en donde los ciudadanos, hartos de la falta de representación y honestidad de las clase política, toman las cosas en sus manos.

2) El desprestigio creciente de la política , que ha hecho que la corrupción y la ineficiencia quiebren instituciones, de Chile al DF.

3) Paulatinamente, veremos cómo el poder de las estrucuras partidarias se reduce, por el alejamiento de los ciudadanos con respecto de los partidos y

4) El debate público e independiente 24/7 (24 horas al día por 7 días a la semana) a través de herramientas tecnológicas, particularmente por internet.

La confluencia de estos factores ha llevado a una lectura equivocada: aquella que afirma que se está deteriorando la política. Falso. Se está detoriaronda la vieja política. Surge una nueva.

El cambio de cambios es la participación política independiente. Ese será el epicentro de una transformación mayúscula. Una que no cambiará las reglas del juego: cambiará el juego.

PartIcipación política independiente implica postularse sin partidos y debatir, informarse, y promocionarse sin medios.

De ahí que el fenómeno de la iniciativa ciudadana esté inundando el mundo. De la la primavera árabe a los indignados, se ha pasado de la protesta al ejercicio de gobierno. Madrid, Barcelona, Valencia, Oporto, Morelia, están siendo gobernados por independientes o personajes que no pertenecen a la hegemonía partidaria.

En Grecia se pudo formar gobierno gracias a los votos de una fracción independiente.

La ruptura de cualquier monopolio, con la excepción del de la violencia legítima del estado, debe aplaudirse. Los partidos no pueden ser la excepción.

No obstante, hay que ser precavidos. Los partidos, con todos sus defectos, que no son menores, dan certidumbre y estabilidad. Articulan estructuras amplias de población que son organizadas bajo un marco ideológico y una plataforma única.

El independiente apuesta a sus cualidades personales. Y eso, por supuesto, pueden ser muy buenas pero también muy riesgosas. Lo sabe Perú: abrió las puertas a Alberto Fujimori para después prohibir la participación de independientes.

Bienvenida la participación independiente, pero el ciudadano debe aquilatar los beneficios y ponderar los riesgos. Subrayo: deben ser los ciudadanos los que definan. Es una pena y un error grave que los congresos estatales de Veracruz y Chihuahua pretendan levantar barreras legales a los independientes.

No sólo se requiere abrir los cauces sino que, además, se necesita dar piso parejo para que estos candidatos cuenten con financiamiento público y acceso a medios en idénticas proporciones que los candidatos partidarios.

De no hacerlo, surgen los fenómenos como el Bronco. El Bronco fue un candidato independiente dependiente. Me explico. Fue independiente en tanto no recibió el apoyo de ningún partido. Hizo una campaña audaz, fresca y ciudadana, soportada en facebook. Pero el Bronco fue priísta hasta hace unos meses y generó una dependencia a poderes fácticos sumamente poderosos de Monterrey. 4 de los 10 grupos empresariales más poderosos lo financiaron. Un grupo editorial le brindó apoyo irrestricto.

Los candidatos independientes florecerán el próximo año, en donde habrán 12 elecciones a gobernador. Habrá resultados  variopintos. Tanto en Querétaro como en Baja California Sur enfrentamos candidatos independientes, que no registraron ni un uno por ciento de la votación. ¿Por qué? Porque ser independiente no es ni garantía de triunfo, ni de virtud, ni de consistencia. Es un medio, no un fin. La estrategia importa. La propuesta pesa. El prestigio influye.

¿Será una simple moda? No. La moda será, es, el Bronco. Y las modas suelen ser efímeras o, peor, decepcionantes. Lo que no es moda y habrá que acostumbrarnos será al surgimiento de la nueva política vía iniciativas ciudadanas.

La política, soportada por la tecnología, volverá a donde nunca debió de alejarse. A la ciudad, a la civitas, a la plaza pública. Ahí a donde residimos los ciudadanos.

 

@fvazquezrig

 

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*