Lo que nunca debí publicar

Abril 21.

disparandoEllos tenían las armas. Nosotros el valor. Ellos llevaban la muerte. Nuestra trinchera era de vida y de amor. Ellos disparaban balas. Despellejaban los sueños. Violaban nuestras calles. Nosotros sólo sabíamos del valor. Del coraje. De la dignidad. Del honor.

El mar nos retiró su bendición y comenzó el desembarco de la muerte.

Lo soldados que habían segado la revolución se fueron: doblemente cobardes. Se quedaron los héroes. Algunos conocidos. Cientos, miles, anónimos.

Fueron héroes. Porque héroe no es quien gana, sino quien pelea sabiendo que está perdido.  Quien se enfrenta a la desproporción. El que va directo a la muerte para defender la vida de otros, que vendrán. El que no abate la mirada. Quien no abandona a sus hijos.

invasión

Cuando se puso el sol, se fue con él, con su calor, con su cobijo, la última esperanza.

 

La isla, desde el horizonte, volvió a atestiguar, muda de sal y de horror, el sacrificio.

 

No había forma de ganar, pero tampoco de perder.

 

Veracruz se adelantó a Hemingway. Una ciudad puede, sí, ser destruida. Pero jamás derrotada.

 

Hasta la fecha.

abril 22, 2014

Abril 21

Abril 21. Ellos tenían las armas. Nosotros el valor. Ellos llevaban la muerte. Nuestra trinchera era de vida y de amor. Ellos disparaban balas. Despellejaban los […]
abril 9, 2014

Colate tiene razón

Debo ser cuidadoso. Haré tres aclaraciones previas: 1) Mi madre no tiene nada que ver con mis escritos. 2) Mi empresa está integrada mayoritariamente por mujeres. […]
abril 9, 2014

La Ingratitud

En la película Nixon, en el ocaso de su poder, el presidente se topa con un óleo de su más aborrecido rival: John F Kennedy. Ve […]
abril 9, 2014

El Día que Murió Colosio.

Era un día anormal. Se presentía. La mañana había sido complicada. Habíamos comido algo ligero, cerca de la oficina, contra nuestra costumbre. Regresamos temprano. Debía ser […]